Labels

Movie Category 1

Subscribe Us

Template Information

Test Footer 2

Movie Category 2

Movie Category 3

Con tecnología de Blogger.

All Movies Collection

Movies of The Week

Join This Site On Google Friend

Blog Archive

Movie Category 5

Movie Category 4

Adiós a un maestro aprendiz

| Sé el primero en comentar

Por Federico Gana Johnson  

 A Iván Cienfuegos Uribe se le atribuía el escaso e irrefutable don de ser “malas pulgas” y bonachón, al mismo tiempo. Y yo, que lo conocí bien porque fue mi jefe tanto en El Sur de Concepción como en los suplementos de El Mercurio, puedo dar fe de que, más allá de ese rostro con visos de impenetrable, se escondía todo lo contrario. Durante una larga y exitosa carrera profesional avanzó por los insondables caminos del Periodismo. Aquél lejanísimo joven casi niño que comenzó como obrero aprendiz en la imprenta de obras del diario La Ley de San Antonio al inicio de los años cuarenta del pasado siglo, siguió siempre tan serio como sonriente.

En La Ley escaló los primeros capítulos de su férrea trayectoria pues, ya habiendo aprendido el Aprendiz, se desempeñó posteriormente como editor y, sobre todo,  editorialista. Dejó claro desde el principio en aquellas ya antiquísimas páginas que se las habrá llevado el viento del puerto y de la costa, su apego a la ética profesional, la honestidad informativa y el cariño con que se fabrica un diario, cada día. Más tarde, en 1949, ingresó a Las Ultimas Noticias como reportero policial. Es decir, cumpliendo los pasos de antigua usanza en el Periodismo y que indican que todo buen reportero se foguea en el nocturno mundo detectivesco y cercano a la lucha contra la delincuencia. Todos los viejos periodistas pasamos por ahí.

La profunda dedicación a su tarea periodística hizo acreedor a Iván Cienfuegos, durante su estada en LUN, a numerosas distinciones y merecidas recompensas. Un solo ejemplo: en mérito a su responsable desempeño, El Mercurio le encargó en 1956 una jamás soñada tarea de largo aliento, como lo fue nada menos que examinar toda la extensión de la Carretera Panamericana, desde Arica a Puerto Montt. Ese memorable reportaje en profundidad le ocupó más de cuatro meses de ardua investigación y apasionante aventura y la información derivada de ese esfuerzo informativo fue adoptado por el Ministerio de Obras Públicas como punto de referencia para iniciar transformaciones en la vía central de nuestra “larga y angosta faja”.

A partir de 1965 el ajetreo profesional de Iván Cienfuegos se trasladó al sur del país, porque fue designado director del diario El Sur de Concepción y asumió también la conducción del vespertino Crónica, de la misma empresa. En la capital penquista desarrolló una fructífera relación con la Universidad, al establecer diversos convenios de colaboración. Participó igualmente, desde su visión de periodista al servicio de la comunidad, en notorias iniciativas de  la mano con las grandes empresas de la zona, los clubes deportivos, las sociedades gremiales y la comunidad toda. En otras palabras, logró insuflar un dinamismo tal a los diarios bajo su dirección, que los hizo irremplazables en la región.
En 1977, el otrora aprendiz regresó a Santiago para ocupar la subdirección de suplementos del diario La Tercera. Cinco años más tarde fue designado director del diario. En la misma empresa periodística fue fundador de La Cuarta.
La profesión, posteriormente, lo llevó fuera del país.  Luego de un estada en Quito, Ecuador durante un año y donde prestó asesoría profesional para la Editorial Gráfica y fundó la revista 15 Días, regresó en 1989 a El Mercurio como editor de suplementos y de los servicios informativos. Un año más tarde asumió la subdirección de Las Ultimas Noticias, cargo en el que le correspondió ejecutar diversas innovaciones en el diseño y contenido del matutino. Después de cumplir casi una década de reconocidas funciones en este cargo, a partir de 1998 fue nombrado director del Diario Austral, de Temuco.
Allá, bajo los vientos y las lluvias del el sur nuevamente, centró su preocupación e interés profesional en la histórica situación del tema mapuche. De hecho, puso a disposición las columnas del diario e impulsó los Diálogos de la Araucanía, con el amplio apoyo de las autoridades civiles, universitarias y religiosas, para abordar en dimensión global la realidad que se vivía y se vive en esta varias veces centenaria circunstancia. Dicho sea de paso, aquellos Diálogos…  son considerados y aprovechados hasta el día de hoy.
A los 87 años de edad, Iván Cienfuegos Uribe, silencioso pero tenaz maestro de varias generaciones y singular amante del viejo Periodismo de tinta y papel, abrazado a la noticia desde el tiempo de los talleres y linotipias de medianoche hasta el avance incesante de la tecnología, falleció rodeado de su familia. Hasta el Parque del Recuerdo llegó este eterno Aprendiz. Y lo escribo así porque, si algo permanente exhibió en su vida Iván, fue la incesante y amorosa pasión por la palabra escrita y el diarismo. Fue su ley, como el nombre del diario donde dio sus primeros pasos, que tan lejos en su trayectoria y tan cerca de sus amigos y colegas lo llevarían.